Llega el buen tiempo y una de las cosas que más apetece es salir con los amigos a tomar algo a una terraza y disfrutar de la compañía. Sin ninguna duda es un gran plan para los clientes y una gran oportunidad para cualquier negocio de poder mejorar sus beneficios y por qué no, de aumentar su popularidad y ser el local de moda del verano.

Pero conseguir esto no es sencillo y requiere de un excelente trabajo por parte de todos los profesionales implicados, este trabajo dará sus frutos si se hace bien, en caso contrario puede que nuestra terraza de verano se convierta más en un quebradero de cabeza que en el orgullo de nuestro negocio.

Consejos para tener una terraza de 10

1.- Menos es más

Si eres de los que piensan que cuantos más mejor, me temo que no es buena estrategia. Aunque estemos en una terraza a todos nos gusta tener nuestro espacio y cierta intimidad y tener un espacio razonable entre mesas supondrá un valor añadido para atraer a los clientes.

2.- Los detalles cuentan

No hay una cosa que atraiga más que tener una terraza de verano ordenada y decorada con detalles de la temática de nuestro bar o restaurante. No hace falta contratar un decorador, con unas jardineras con flores, unos centros y la correcta iluminación podemos ser la envidia de los negocios de la zona.

3.- Sin prisa pero sin pausa

Es muy importante la atención al cliente en estos espacios y llevar una gestión correcta y ordenada. Debemos ser ágiles a la hora de tomar nota y cuando nos requieran y a la vez no agobiar ni presionar a los clientes. Sabemos que cuantas más personas pasen por la mesa más dinero ganarás, pero lo importante es fidelizar a esos clientes. La clave es ser rápido para tomar nota y llevar la cuenta, durante la comida deja que los clientes se tomen su tiempo.

4.- La limpieza llama, y mucho

Que tengas la terraza limpia atrae y mucho, todos nos hemos encontrado algunas terrazas que el suelo está lleno de servilletas, palillos, restos de comida,… en fin, un desastre. Eso parece más un comedero de pájaros que de personas, y por lo tanto, las personas huyen de allí. Así que ten por costumbre barrer la zona y colocar papeleras para minimizar la suciedad.

5.- Si has hecho todo lo anterior, ¡aprovéchalo!

Si cumples con los requisitos anteriores, ¿por qué no lo aprovechas? Saca el máximo partido de las redes sociales, subiendo fotos, publicando stories, contestando todas las reseñas de tu negocio. Lo importante es llegar a la gente, y si no sabes cómo aquí nos tienes para ayudarte a dar un empujón a tu negocio.

El verano es la mejor época para tu negocio, así que hay que ir a por todas para que el todo el mundo conozca lo bien que haces tu trabajo.